dolor

 

Todas las articulaciones de nuestro cuerpo son susceptibles de padecer en el corto y largo plazo lesiones articulares, sobre todo después de someterlas a intensas sesiones de ejercicio físico.

Rodillas, tobillos, codos, hombros y muñecas son los comunmente afectados. Si la práctica del deporte es reiterada esto además afectará ligamentos, tendones y cartílagos qque de no ser atendidos a tiempo y de forma correcta pueden derivar en la aparición de lesiones más graves que pueden convertirse en patologías alargadas en el tiempo.

Muchos deportistas no se detienen a pensar en un inicio la gravedad que pueden tener este tipo de lesiones, porque se piensan que es algo psajero y que puede solucionarse con un simple reposo. Pero debemos recordar la importancia de los cartílagos, cuya función primordial es acomodar las superficies óseas para así amortiguar ls impactos producidos por los rozamientos y movimientos propios de las articulaciones.

Es entonces aquí donde aparece la glucosamina en escena. Ya que se trata de un compuesto generado por el prpio organismo y que participa en la movilidad de las articulaciones y la formación de los cartílagos; se trata de un aminoácido derivado de glucosa y glutamina.

Se absorbe de forma limitada a través de los intestinos, por lo que el porcentaje que es capaz de llegar a nuestros tejidos sería alrededor de un 26% aproximadamente. Una vez que esta entra en nuestro organismo, nos ayuda a que el índice de degradación de colágeno de los huesos no sea tan alto y sobre todo que la inflamación del cartílago sea menor. De esta manera, nos ayudaría en la prevención y retraso de un posible deterioro óseo y a mantener una práctica deportiva duradera.

run

Beneficios del consumo de Glucosamina

Uno de los principales es la aminoración de los síntomas de la osteoartritis, que de acuerdo a estudios también puede reducir el progreso de la enfermedad.

Es muy útil en el que caso de lesiones óseas, ya que puede ayudar en la regeneración de los tejidos y en la rehabilitación, pues permite aumentar ek rangi de movimiento de la articulación lesionada.

Otro efecto positivo es la reducción del dolor en las articulaciones gracias al efecto analgésico que tiene sobre los síntomas de la osteoartritis de caderas y rodillas.

 

Para potencir los efectos de la glucosamina es necesario que se combine con ejercicio de bajo impacto, en el caso de que se padezca osteoartritis o dolor articular, pues la combinación de ambos resulta útil para aliviar el dolor.

En el caso de deportistas, una dosis de entre 1,5 – 3 gramos podría reducir un biomarcador relacionado con la degradación del colágeno, sin llegar a influir en la propia síntesis del colágeno.

Cuanto mayor es la dosis de glucosamina, más notables serán los efectos positivos, sobre todo en aquellos que practiquen ejercicios de alto impacto.

Anuncios