proteinadesuero

Los batidos de proteína son uno  de los sumplementos deportivos “estrella” por excelencia en el mundo deportivo, ya que son altamente recomendados para complementar la alimentación del deportista y aportar al organismo la dosis de proteínas extra que el cuerpo requiere para el desarrollo óptimo de la actividad física realizada.

A continuación te daremos algunas de las pautas a seguir para elegir la más adecuada a ti, el mejor momento para utilizarla y las cantidades necesarias.

¿Por qué son tan impotantes a la hora de entrenar?

Las proteínas, como la literatura nos dice: son un conjunto de cadenas de aminoácidos que el organismo descompone y aprovecha para dos funciones primordiales: la regeneración y mantenimiento de los tejidos del organismo.

Muchos de los aminoácidos que nos aportan estos complementos son aminoácidos esenciales, o sea, que nuestro cuerpo no los produce y sólo los puede obtener a través de la dieta y son indispensables para el correcto funcionamiento orgánico.

Una alimentación correcta debería en teoría dotarnos de los aminoácidos necesarios para nuestro correcto funcionamiento y desarrollo de ctividades normales, pero cuando realizamos ejercicio es frecuente tener que dotar de una cantidad extra de estos nutrientes a nuestro organismo para así evitar el desgaste muscular.

 

Beneficios del consumo de batidos de proteína

  • Son una de las formas más sencillas de aportar y consumir proteínas de alta calidad.
  • Aportan aminoácidos esenciales, sobre todo de cadena ramificada, que nos ayudarán a reparar los tejidos musculares.
  • Evitan y/o reducen la pérdida de masa muscular, sobre todo en épocas de actividades de alta resistencia.
  • Son fuente principal de leucina que potencia la síntesis proteica.
  • Aportan glutamina que nos ayuda a mejorar el estado muscular general.
  • Ayudan a incrementar la saciedad y así evitarnos el consumo excesivo de alimentos que no están dentro de nuestra dieta.
  • Son una fuente rápida de energía, ya que aumentan los nivekes de glucosa en sangre.

 

Tipos de Proteínas

Whey Protein (Porteína de suero de leche)

Es una de las más consumidas y está elaborada a partir de proteínas obtenidas de suero de leche. Aporta altas cantidades de aminoácidos esenciales. Gracias a su alto valor biológico son de fácil digestión y asimilación para el organismo. Se recomienda consumirlas antes o después de la actividad deportiva para proporcionar al cuerpo los nutrientes esenciales para su recuperación.

Dentro de este tipo de proteínas encontramos 3 categorías diferentes:

  • Concentrado de Proteína
  • Aislado de Proteína
  • Hidrolizadas

La diferencia entre cada tipo, es el proceso de fabricación y el tipo de filtrado del suero. Lo que hace que tengan menor o mayor pureza proteica. Por ejemplo, las primeras y segundas contienen en su composición todos los nutrientes propios del suero de leche, mientras que la tercera categoría contienen proteína de más alta calidad y pureza.

Proteínas de Caseína

Se trata de un tipo de proteínas de lenta absorción, que por su composición el cuerpo las asimila de manera paulatina, permitiendo una similación más prolongada en el tiempo a partir de su consumo. De hecho son altamente recomendadas para consumirse durante períodos largos de vigilia, como sería el caso de las horas en que dormimos. Para así mantener y asegurar una cantidad adecuada de nutrientes a nuestro cuerpo y acelerar la recuperación  muscular.

Proteínas de Albúmina de Huevo

Su alto valor biológico y absorción la convierte en la segunda opción más consumida después de las proteínas de suero de leche. Aporta aminoácidos esenciales necesarios para la recuperación muscular. Su liberación al torrente sanguíneo es de forma secuencial, por lo que se recomienda consumirla en las comidas y no necesariamente cuando se realiza ejercicio.

Proteínas de Carne

Son una de las opciones preferidas para aquellos que son intolerantes o sensibles a la lactosa, ya que sus caracterìsticas son similares a las que aportan las proteínas de suero de leche. Son de rápida absorción, por lo que se recomienda consumirlas antes o después del entrenamiento.

En el mundo del fisico-construtivismo son altamente recomendadas ya que prometen un alto grado de desarrollo muscular.

Anuncios