abdominales5-696x392

Es común que cuando iniciamos con una rutina de entrenamiento, llega un punto en el que nos sentimos estancados y ya no vemos cambios sustanciales en nuestro cuerpo.

Aquí te damos algunos de los puntos clave para lograr que los entrenamientos realizados sean más efectivos y de provecho, obteniendo resultados tangibles en base al tiempo invertido para lograrlos en el gimnasio.

 

El “calentamiento” y los estiramientos también son parte del Entrenamiento

El calentamiento y los estiramientos antes y después de entrenar son fundamentales para conseguir que los músculos trabajados se relajen y acondionen al entrenamiento realizado.

Se encargan de activar el riego sanguíneo y con ello potenciar la recepción de nutrientes a nivel muscular. Eliminan tensiones y logran que los músculos se recuperen y relajen mucho antes de lo esperado. En cada rutina es indispensable dedicar unos minutos a éstos, ya que como hemos mencionado son parte básica del entrenamiento.

Planificar los días de entrenamiento

Este punto puede sonar muy simple e incluso sobreestimado, pero no es así. Hay que tomar en cuenta qué días estamos realmente seguros de destinar a nuestro entrenamiento y sobre todo cuáles son los objetivos que pretendemos lograr.

De la planificación dependerá que no caigamos en la improvisación de nuestra rutina de entrenamiento. Además de que nos ayudará a optimizar tiempo y tipo de entrenamiento a realizar. De esta manera podemos llevar registro de nuestros avances en cada tipo de ejercicio, los pesos de nuestras cargas, número de repeticiones, zonas trabajadas, evitar la repetición de ejercicios y sobre todo caer en el sobreentrenamiento y así poder evitar la aparición de las tan temidas lesiones.

Aprender y dominar la técnica ante todo

No te cases con la idea de llegar a entrenar y empezar con carga demasiado grandes para no parecer unos novatos improvisados en el gimnasio. Es un error utlizar pesos mayores a los que nuestro cuerpo puede soportar, ya que nos obligará a usar técnicas ineficientes que pueden llevarnos a la aparición temprana de lesiones musculares.

Dominar de manera adecuada la técnica a la hora de entrenar nos ayudará a aprender y correctamente los movimientos y por ende trabajar de forma adecuada los diferentes grupos musculares.

Habitualmente cambiar la rutina de Entrenamiento

Añadir cambios cada cierto tiempo a nuestra rutina de entrenamiento es esencial a la hora de seguir progresando en nuestros entrenamientos.

Ya que los ejercicios dejan de surtir efecto porque los músculos se acostumbran a una rutina de entrenamiento porque dejamos de exigirles y por ende caen en su zona de confort.

Variar nuestra rutina hará que sorprendamos a nuestros músculos con nuevos ejercicios que involucren a nuevas fibras. El tiempo recomendado  para variar las rutinas es de la menos una vez por mes, aunque también puedes optar por hacer los cambios una vez a la semana para así mejorar tu trabajo y desarrollo muscular.

Anuncios